martes, 9 de enero de 2018

"El otro nombre de Laura", Benjamin Black (2007)

Segunda novela protagonizada por el patólogo Quirke, un hombre que parece estar más a gusto entre los cadáveres del sótano del hospital de la Sagrada Familia de Dublín que con los vivos, entre los cuales nunca parece encontrar acomodo.

Billy Hunt, antiguo compañero de estudios aborda al forense para pedir que no practique la autopsia a su esposa Deirdre, que acaba de aparecer ahogada. Lejos de satisfacer al deudo, la inacabable curiosidad de Quirke por saber la verdad pondrá todo patas arriba.

Cuando leí hace unos meses El secreto de Christine, me dejó bastante frío. Venía de leer a John Banville firmando como John Banville y leer a John Banville firmando como Benjamin Black en una historia tan oscura y lenta, se me aparecía  prescindible.

Ahora me retracto y me alegro de haber reincidido. Como leí una vez, en las novelas de Quirke no pasa casi nada, pero pasa todo lo que pasa en la vida. Cuando lees esta  después de  El secreto de Christine, es como si todo cobrase sentido, como si los relatos de los personajes estuviesen necesitados de un recorrido más largo que permita contar su historia tal cual es. Y  con la calidad literaria de un escritor sobresaliente.

Ganado para la causa.

No hay comentarios: