sábado, 10 de diciembre de 2016

"Pista negra", Antonio Manzini (2013)

Ya se sabe que en algunos casos en una novela negra prima la historia (las menos) y en otras prima el prota. Ésta es de las últimas: Rocco Schiavone se come tanto la novela que la trama es un mero contexto en el que desarrollar en toda su extensión las múltiples cualidades del sujeto: malhumorado, jefe cabronazo, violento, mujeriego, infiel, corrupto y ...con una prodigiosa capacidad para descubrir a los culpables. Un verdadero hijoputa, como le gusta verse a sí mismo.

Con semejantes prendas es difícil que no quieras seguir a ver qué pasa.  Se lee casi sin pestañear, que viene siendo de lo que se trata.

Recomendable. 


No hay comentarios: