domingo, 20 de noviembre de 2016

"La verdad sobre el caso Harry Quebert", Joël Dicker (2012)

Exagerada y al final exasperantemente larga. Buen comienzo, una historia bien planteada pero que da para lo que da, y el amigo Dicker se empeña en darle vueltas y más vueltas como si cobrase por el libro a peso. 

Le sobran -a ojo- unas doscientas páginas para ser una novela mejor. Sorprendentemente ganó en su momento el premio Goncourt, se ve que la literatura de la France está en horas bajas.

La metaliteratura siempre funciona con los lectores: y aquí se cuenta cómo Marcus Goldman, que sufre la sequía del escritor después de su primer libro, consigue el éxito novelando la historia que hay detrás de su mentor y amigo Harry Quebert, detenido por el asesinato de una adolescente cometido 30 años atrás.

De todos modos, los lectores de El Pais lo eligieron en 2013 como libro del año. Y quién soy yo para enmendarles la plana...

2 comentarios:

Bastet B. dijo...

Pues que pereza. La verdad es que quiero leerlo, y lo leeré, pero no me hace gracia que le "sobren" tantas páginas. Odio la paja. Habrá que ver.

Irene dijo...

Yo me sentí igual que tú al leerlo. La premisa me gustó pero se repite lo mismo una y otra vez y los personajes acaban pareciendo caricaturas. De hecho escribí la reseña en el blog porque me sorprendió que sólo se hablase bien de esta novela en todas partes. Me alegra ver que no soy la única que piensa así!