domingo, 15 de marzo de 2015

"El balcón en invierno", Luis Landero (2014)

De Luis Landero sólo había leído su magnífico  Juegos de la edad tardía. Una suerte haberme topado aquí con el don de la palabra que tiene dedicado a contar sus recuerdos de infancia, a ajustar un poco las cuentas con su familia, a la que justamente  devuelve el protagonismo merecido.  Eso que seguramente muchos hubiésemos querido hacer y nunca hemos sabido cómo.

La inmensa belleza de la sencillez, del recuerdo y del cariño. Habla mucho de historias que gente humilde que, vista su vida como nos la cuentan , y comparando con la caterva de chorizos que hace años nos asolan, cobran tamaño de gigantes. Así los coloca un poco en el lugar que les corresponde a esa generación , a los que levantaron este país y nos dieron lo que somos.

...Yo no sé de dónde ha sacado esta gente, esta generación infortunada, su temple y su entereza. Una generación, casi dos, que sufrieron la guerra y la posguerra, que vieron truncados sus proyectos de vida en plena juventud, que trabajaron como mulas y lo sacrificaron todo para que sus hijos corrieran mejor suerte que ellos y cuya obra, no sé si humilde o grande, es esa, el bienestar de los suyos: esa fue la causa por la que lucharon y esa su recompensa. Fueron vidas oscuras, anónimas, de las que ya casi nadie quiere acordarse, aunque fuese al menos para agradecerles los servicios prestados...


1 comentario:

kabu leyendo es gerundio dijo...

Tengo pendiente este ultimo libro de Landero. En general es un autor con el que disfruto. Ya te contare... me quedo por aquí.