viernes, 31 de octubre de 2014

"Viajes por el scriptorium", Paul Auster (2007)

Mr Blank está en blanco. Encerrado en una habitación de la que ni sabe si puede salir, trata de encontrar sentido a su existencia mediante la lectura de unos legajos  escrito por un tal Fanshave y la visión de una serie de fotos de personas de las que tiene vagos recuerdos.

Mr Blank, que es mayor y obviamente pudiera ser Auster recibe la visita de diversos personajes que lo son de algunas de sus propias novelas en una espiral metaliteraria (no se me asusten del término: la literatura que habla de la literatura) que parece un cruce de venganza y experimento.

Interesante. Nada austeriana , una prueba o una reflexión sobre su propia carrera. Raruna.

Si nunca han leído a Paul Auster ni se les ocurra, fuera del mismo Auster y como obra aislada, no tiene sentido.

martes, 14 de octubre de 2014

"El guardián invisible", Dolores Redondo (2013)

Vamos a ver cómo se lo digo: que existiendo basurillas foráneas indignas de ser superventas, tipo Camila Lackberg o Asa Larsson (la A con circulito encima), bien está que de vez en cuando nos echemos a la panza un poquito de noir nacional, siendo como somos además tan variados nuestros territorios como los tipos de paella. 

Amaia Salazar es una inspectora de la Policía Foral de Navarra encargada de investigar una serie de asesinatos de chicas adolescentes cometidos en el Valle del río Baztán. Para ello se traslada a Elizondo, la capital del valle, que es además el pueblo en el que nació y vive su familia.  Hasta aquí, todo más o menos bien: un cuerpo policial original, una chica lista y guapa -que estuvo en Quantico, eh... Lo vamos llevando, y además Dolores Redondo escribe bien: la narración es ágil y bien resuelta. 

Coño, y a partir de ahí se va aderezando el plato en demasía: los fantasmas familiares que la esperan en Elizondo son en sí mismo un cruce entre Cuarto Milenio y Annibal Lecter. Y el muy goloso recurso a la rica mitología vasco-navarra, que enriquecería la historia usado con moderación toma cuerpo con la aparición de un bigfoot a la vasca, matando bastante la credibilidad de la historia. Y alguna cosa más que no les cuento, como el super-marido guapo, artista y que-estoy-siempre-a-tu-lado.

En suma: demasiados ingredientes. Novela que se me ha hecho demasiado larga  y que mejoraría bastante con una poda en profundidad.

Va para película seguro, porque la historia lo pide.

lunes, 13 de octubre de 2014

"La excepción", Audur Ava Olafsdóttir (2013)

Hace más de dos años publicaba el comentario de lo que me sugería "Rosa cándida", magnífico fruto de la casi siempre agradecida tarea de leer literatura islandesa.

Tenía pues fundadas esperanzas de encontrarme aquí con un paso más de una literatura sencilla, intimista, de esa de te deja gustito de vivir al terminar el libro, algo así como un calorcito de licor pero sin licor.

Pero no. O debo andar bajo de Karma o me estoy haciendo tan descreído que ya no me levanta el ánimo ni Audur Ava ni el licor. Porque no he entendido nada. La novela me ha parecido una sucesión de episodios un tanto absurdos y desilvanados en los que no pasa casi nada.

Pero se la resumo para que vean
: María está casada con un tío que se llama Floki. El hombre de su vida: guapo, bueno, buen padre y experto en la teoría del Caos -lo juro- . Pues el día de año nuevo, en plena celebración, va el campeón y le dice que se va de casa. Pero que no se preocupe que la deja, pero por otro tío. Que para más inri también es matemático y también se llama Floki. Entonces María se queda flipando toda la película. Viste a los niños, los lleva de excursión (casi los mata de frío porque la tristeza le impide percibir la temperatura ambiental), va de aquí para allá pero haciendo el fantasma. 
En este proceso la acompañan una vecina muy muy bajita que es o dice ser psicóloga y escritora que se pasa el libro comiendo. Ah, y también un estudiante que la ayuda ocasionalmente y que no se acaba de saber qué pinta.  Y lo de la aparición fugaz de su padre biológico ya ni se lo cuento.

Allá ustedes. Aviso.