jueves, 6 de noviembre de 2014

"La casa y el cerebro" , Edward Bulwer-Lytton (1859)

Se autodefine y subtitula como "un relato de fantasmas". Desde Poe y Lovercraft las historias de terror y misterio del XIX constituyen un género en sí mismas. Un género con estilo propio e incontable legión de seguidores entre los que me cuento.

Media un buen trecho de mi vida entre la primera edición de los relatos de Poe que tuve ,  barata y tan mal editada que se desencuadernaba a medida que la ibas leyendo; y la maravillosa edición ilustrada que me regaló hace unos años la que paga la otra mitad de mi hipoteca. Pero como Poe no ha cambiado nada su lectura sigue produciendo el mismo placer que ha servido a millones de personas en los dos últimos siglos.

Viene a cuento esta introducción porque La casa y el cerebro es una magnífica descendencia de las obras de Poe, con el mismo espíritu de nouvelle breve e intensa, y ese tan propicio y fantasmal ambiente victoriano. No desmerece algunas de los mejores relatos del maestro estadounidense.


1 comentario:

Only Bea dijo...

De este libro solo he leído cosas buenas, además, el tipo de historias me gusta. Ya caerá.