viernes, 31 de octubre de 2014

"Viajes por el scriptorium", Paul Auster (2007)

Mr Blank está en blanco. Encerrado en una habitación de la que ni sabe si puede salir, trata de encontrar sentido a su existencia mediante la lectura de unos legajos  escrito por un tal Fanshave y la visión de una serie de fotos de personas de las que tiene vagos recuerdos.

Mr Blank, que es mayor y obviamente pudiera ser Auster recibe la visita de diversos personajes que lo son de algunas de sus propias novelas en una espiral metaliteraria (no se me asusten del término: la literatura que habla de la literatura) que parece un cruce de venganza y experimento.

Interesante. Nada austeriana , una prueba o una reflexión sobre su propia carrera. Raruna.

Si nunca han leído a Paul Auster ni se les ocurra, fuera del mismo Auster y como obra aislada, no tiene sentido.

2 comentarios:

croix dijo...

Es un libro para austerianos de pro: si no conoces bien su obra, algunos momentos carecen de sentido.

Joaquín Varela dijo...

Totalmente de acuerdo