sábado, 27 de septiembre de 2014

"La mujer de verde", Arnaldur Indridason (2000)

Hace no demasiado leía por primera vez a Arnaldur Indridason (Las marismas) , autor que en medio de la marabunta  nórdica me parece una marca bastante destacable.

Ya se sabe que sacar muertos en un país tan pequeño es complicado, a no ser los que sea de frio, así en esta ocasión nos trae un crimen del pasado, cuando el avance de la ciudad de Reikiavik deja al descubierto un cadáver que parece remontarse a los tiempos de la Segunda Guerra Mundial.

El -como no- amargado inspector Erlendur simultanea la estancia en el hospital para hablar a su-hija-drogadicta-en-coma , con la investigación de un posible asesinato sesenta años atrás. Debo hacer un aparte para reflexionar sobre esto de la vida familiar puteada, que es un clásico del genero negro pero que en el caso de los nórdicos alcanza impensables cimas de perfección: a menudo tienen hijos cuyos problemas suman a los de la pareja y amigos.Véase Mankell si no me creen

Sigamos: ante tal panorama, es obvio que aqui pasarían del tema, que hay muertos más frescos y además el crimen habría prescrito, pero se ve que es Islandia no. O sea que asistimos así a una concienzuda investigación policiaco-histórica contada con gran habilidad, con una enorme capacidad de enganchar al lector y con una muy inteligente reflexión sobre la violencia de género, nombre absolutamente absurdo, porque las que padecen son siempre ellas.

A pesar del rollete hijadrogadictaenhospital, que igual esta de mas, me ha gustado mucho. Se la recomiendo.

No hay comentarios: