viernes, 26 de septiembre de 2014

"El expreso de Tokio", Seicho Matsumoto (1958)

Llevo encima últimamente tal vez una sobredosis de novela negra, será que el mundo achucha y hay que refugiarse en algo.  Si además es japonesa,  obviamente tenía que leerla, en este caso después de haber superado la considerable estupidez de haber comprado -por error- la versión en ebook en lugar del papel. Me he ahorrado ocho cochinos euros pero ahora de esa bonita edición de Libros del Asteroide solo quedara esta penosa reseña. Ya se que es lo legal, pero no me digan que pagar por algo que deja tan poco rastro no  jode un poco. 

Bueno, al caso. Novela un poco viejuna, de cuando se publicaban por entregas en los periódicos,   Y que me ha parecido absolutamente llamativa porque podría pasar fácilmente por occidental: sin ánimo de corroborar lo que dice su publicidad, volvemos a Simenon o a la Christie, con poca chicha social y psicológica y mucha deducción , lógica e investigadora. 

Dos cadáveres aparecen en la playa, un funcionario y una camarera abrazados envenenados por cianuro. Aparente suicidio, policía desconfiado y un profundo estudio de... los horarios de los ferrocarriles como centro de la trama. Muy entretenida. 

No hay comentarios: