martes, 4 de febrero de 2014

"De repente llaman a la puerta", Etgar Keret (2012)

Hace unos años leía  Pizzeria Kamikaze y otros relatos . Me gustó, aunque parecía haberlo escrito totalmente fumado. En este libro hay 38 relatos que dan para mucho, a pesar de su brevedad: hay muerte, hay sexo, hay trabajo, hay cinismo, hay algo de amor y unos cuantos gilipollas. También hay bastante Israel, con sus judíos y sus atentados y todo. En el fondo, hay un verdadero río de vida, como si un día diseccionaras con un cuento a los viajeros de un autobús.

No es facil calificarlo, porque escribe como dando brochazos. Su prosa va al grano: no se recrea ni lo más mínimo, va al tema para transmitirnos situaciones e imágenes (no en vano es director y profesor de cine), pero lo hace con oficio y eficacia. Puede parecer fácil pero yo creo que no lo es, hacer un uso inteligente de tan pocos recursos. 

Un libro fácil de leer, porque los cuentos son breves o brevísimos. Y lo mejor está en los extremos, donde se aplica un especial humor negro a la israelí:

 ¿Os habéis parado a pensar alguna vez en cuál es la última palabra más frecuentemente pronunciada por los que están a punto de fallecer de una muerte violenta? El Instituto Tecnológico de Massachusetts ha llevado a cabo un importante estudio sobre la cuestión entre las distintas comunidades de Norteamérica y ha llegado a la conclusión de que la palabra no es otra sino "joder". (...)

No hay comentarios: