jueves, 9 de enero de 2014

"El cuaderno rojo", Paul Auster (1993-1994)

Un prólogo exageradamente largo de Justo Navarro (un buen texto, sí, pero largo de cojones), introduce los relatos que Auster escribió -obviamente- en un cuaderno rojo.

En el cuaderno  Paul Auster recoge, como no podía ser de otro modo, breves relatos -unos supuestamente autobiográficos y otros supuestamente contados por amigos y conocidos- con un nexo común. Si han leído un par de veces a Auster ya sabrán cuál es: el azar. La casualidad y su inmenso poder, que hace que de niño vea caer fulminado por un rayo al compañero que iba delante. ¿Por qué no yo?

La casualidad, la suerte, las oportunidades, las coincidencias. Sobre eso escribe Paul Auster, aquí y siempre. Algo que puede parecer banal , pero que invita a reflexionar sobre la fragilidad de la vida, porque perder un autobús y coger el siguiente es normalmente intrascendente, pero no siempre. No si allí viajaba el que iba a ser el amor de tu vida. O si luego ves las noticias y ese autobús en el que tendrías que haber ido, se despeña por un barranco.

Narraciones muy breves, apenas un ejercicio, un entrenamiento literario para cosas mejores que nos iba a proporcionar más adelante. Ideal para leer en el autobús.
 En el que les toque coger, hay que dejar que el destino haga su trabajo.

No hay comentarios: