jueves, 18 de abril de 2013

"Noche salvaje", Jim Thompson (1953)

Hasta ahora, leer a Thomson (l280 almas, El asesino dentro de mí) era divertido: todo lo divertido que puede ser ver la vida desde la mente de un auténtico pirado,dígase el Sheriff, dígase el ayudante del Sheriff,;que los hombres de la ley han sido siempre la debilidad de Jim Thompson.

Aunque Noche Salvaje está también descrita desde el interior de un asesino, su casi total ausencia de momentos gore la hace  más siniestra: menos muertes expresas pero mucha más violencia latente: la que provoca la historia de Little Bigger, un asesino de  metro y medio de estatura y salud precaria al que la ley busca sin conocer. A sus espaldas,  la muerte de un número- no conocido pero presumiblemente elevado- de personas por encargo de la Mafia.

Hay una atmósfera absolutamente enfermiza en el pueblo de Peardale en el que Charlie Little Bigger se refugia para liquidar a Jake Winroy -un soplón- por encargo del Jefe, sin que parezca un asesinato. Una atmósfera que va in crescendo a medida que avanza la historia, que disminuye la salud de Bigger (Carl Bigelow para su estancia en el pueblucho) y que aumentan sus paranoias. Todo para concluir en un final muy surrealista y bastante menos hilvanado que cualquiera de sus otras novelas, pero no por ello peor.




domingo, 14 de abril de 2013

"la piscina", Yoko Ogawa

Yoko Ogawa, a pesar de ser una escritora de enorme éxito en Japón, no debe ser la mas fácil de leer. Hay bastante de ese modo de ver la cosas japonés de algunos autores de allí que resulta difícil ver en los de fuera, que si llegan a ese estado de transmisión del Yo suele ser más por efecto del alcohol o las drogas que por el talento natural.

Sea como fuere, y al margen que por su extensión debería de salir en un suplemento dominical y no en los hermosos libros de Funambulista (debe ser también la escritora que más cobra por palabra), podemos encontrar mucho de esos recorridos interiores y tortuosos a los que nos tiene acostumbrados, y que con mayor extensión recoge por ejemplo en El embarazo de mi hermana , que podermos ver en el  Kitchen  de Banana Yoshimoto.

Tal vez por eso sea una buena recomendación si quieren empezar con ella. Eso sí, les recomiendo que no lo lean si se hallasen un momento vital complejo de esos de mucho pensar. Si se están comiendo la cabeza, éste no es su libro, no les vaya a dar algo.

"Headhunters", Jo Nesbo

Los que alguna vez hayan leído a Jo Nesbo conocerán al inspector Harry Hole. Los que hayan leído alguna que otra vez este blog conocerán mi gusto por las historias que Nesbo nos cuenta del policía noruego. Y los que me conozcan a mi entenderán que me haya pasado media novela buscando a un protagonista que no aparecía .

Pues sí, Headhunters es de Jo Nesbo, pero no es de Harry Hole. Así como leerse a Agatha Chistie creyendo que va a aparecer Poirot, pero no.

Dicho lo cual, tampoco hay mucho más que contar: idéntico ritmo, se lee volando y se pasa un buen rato, al margen de que le mete algún que otro meneo a la muy honesta profesión de los Headhunters. Me ha quedado la sensación de que había visto un telefilme. Y además la he leído en un iPad (no pregunten). En suma, me estoy desnaturalizando.

Ya otro día les cuento porqué me parece rebién esto de que hagan putadas sin cuento a un cazatalentos. Palabrita.