domingo, 24 de febrero de 2013

"La banda de la tenaza" (The Monkey Wrench Gang) Edward Abbey (1975)

A monkey wrench, además de una canción de Foo Fighters (Wikipedia dixit) es una herramienta, lo que yo diría llave de plomero  y técnicamente llave Stilson (-nuevamente wikipedia dixit, no vayan a creer-)

Todo empezó cuando el traductor de google me dijo que la dichosa monkey wrench equivalía a "llave inglesa". Que no, que no sabéis ná de mecánica, tíos. Que con una llave inglesa uno no puede calzarse un bulldozer. Se ve que con una stilson sí.

No había oído hablar en mi vida de este libro. Menos mal que ahí estaba JM  que me lo regaló hábilmente disfrazado de rey mago. Y va a ser que , aunque de reciente traducción al español, es algo así como la biblia de la contracultura, que  hasta ha dado nombre a los que practican el vandalismo ecológico: monkeywrenchers. Publicado en 1975 originalmente, se ve que aquí estábamos llorando a Franco y no nos enteramos.

No es mal momento, no. Ganas dan. Tres tíos a cual más esperpéntico y una tía maciza que se dedican a poner freno al deterioro del bello y salvaje suroeste de Estados Unidos cargándose maquinaria de construcción, postes, puentes y letreros de publicidad con la mente puesta en su obra cumbre: volar por los aires la enorme presa de Glen Canyon.

Un libro entre lo real y lo esperpéntico, tan enorme como intenso, bien escrito y fácil de leer. Adictivo al 100% y con unos magníficos dibujos de Robert Crumb. No se lo pierdan si pueden.

Y si después les entra un fuerte deseo de cargarse cosas (con escrupuloso respeto -como nuestro gang- a las personas)  como sedes bancarias, de partidos políticos, constructoras u otras edificaciones igualmente inútiles para el bien común, no digan que yo se lo dije.

martes, 19 de febrero de 2013

"El primer caso de Montalbano", Andrea Camilleri (2004)

Hallazgo curioso en la serie de novelas sobre el comisario Salvo Montalbano, "El primer caso de Montalbano" reúne tres historias más breves de lo habitual que corresponden a tres momentos diferentes en la vida del protagonista de la genial serie negra.

Quien siga habitualmente las aventuras de este policía que desarrolla casi todo su trabajo en el imaginario pueblo de Vigatà, en la profunda Sicilia, no puede dejar de leer estos relatos, que se apartan un tanto del argumento habitual de sus novelas, aunque con el mismo tono irónico y divertido con el que Camilleri nos enseña la vida. Visión en la que juegan un destacado papel su profundo afecto por Sicilia (algunas descripciones provocan un inmediato deseo de irse ya)  y una inquebrantable devoción por la comida.

Tres casos  sin cadáver (humano) : Siete lunes, la insólita búsqueda de un asesino...de animales cada vez más grandes, pleno de humor. El primer caso de Montalbano, que da título al libro, en que descubrimos al policía que ha sido su maestro, y a un hecho de suma trascendencia: el primer encuentro con la hosteria San Calogero, el templo en que iremos saboreando (literalmente)  la cocina siciliana.  . Y el tercero y más complejo, Regreso a los orígenes, en el que mientras resuelve un secuestro express reflexiona sobre literatura y sobre las nuevas formas de la mafia. Y probablemente un poco sobre la Italia entera.

Como cada vez que termino uno de sus libros, que como soy lector caótico van sin orden ni concierto, termino con dos sensaciones: Una, la de zamparme otra de sus novelas de inmediato. Y la otra, con un hambre de carallo.