viernes, 16 de noviembre de 2012

"No mires debajo de la cama", Juan José Millás (1999)

Miren: lo primero que he hecho al terminar este libro, lo reconozco, es irme a buscar qué orden ocupaba este libro en la bibliografía de Millás, porque como lo voy leyendo sin sentido cronológico alguno, desconocía si  la ida de olla venía de serie o en algún momento específico le había dado la locura.

Hasta ahora tenía a Millás por el gamberro supremo de la literatura española contemporánea: un tío capaz de rozar lo sublime (el demasiado breve primer capítulo es brillante) y pasarse directamente al esperpento sin tramos intermedios (la excusión de una panda de zapatos al cementerio del segundo es para nota).

Lo que sucede es que, al final se le acaba tomando un cierto gusto la  visión de la realidad que nos aporta:   hecha a medias de las neurosis de cada uno y de los pensamientos y aventuras de los objetos  del relato, que deberían de ser inertes y no lo son. Una mirada diferente a las personas comunes en historias comunes, o no tanto.

Una nota poco tranquilizadora de que -además de la nuestra- hay otras visiones cercanas de nuestra propia vida.

Millás. Lo tomas o lo dejas.

No hay comentarios: