domingo, 1 de enero de 2012

"Un relato policíaco", Imre Kertesz (1977)

El prólogo que el propio Kertesz incluye en el libro explica casi todo, y también siembra algunas dudas sobre si éste es el libro más adecuado para conocer al autor húngaro, Nobel de literatura en 2002. Con encomiable honradez, reconoce que -siendo él un escritor que escribe sobre sus vivencias (especialmente el Holocausto que padeció en un Campo de concentración)- este libro lo construyó como obligación, para rellenar un volumen y poder publicar su novela El rastreador.

   Curioso origen: forzado por sus censores construye un implacable e inteligente relato dentro de una dictadura y sobre uno de sus resortes, pero elude (de modo inexplicable) a esa misma censura situando la acción en un país sudamericano. La estupidez suprema, como si todas las dictaduras y todas las represiones no fuesen iguales.
    No se lleven a engaño, no es un relato policíaco, sino un relato sobre la peor policía: la política, la represora que todos los sistemas totalitarios han utilizado. Tomando el relato de uno de ellos que espera juicio, construye una breve pero intensa historia de abuso y represión. Absurda y sinsentido. Como la historia misma.

Si en quince días y casi como obligación este hombre escribe así, no deberíamos, ustedes y yo, de dejarlo pasar. Una honesta aspiración más para el nuevo año.

Algo habrá que hacer mientras los Mercados, los Gobiernos y la madre que los parió intentan solucionar la crisis que no supieron prever ni solucionar a tiempo dando estopa siempre a los mismos. En fin, el lobo cuidando de las ovejas.

Ahhhhh, y Feliz Año.

3 comentarios:

Alba dijo...

Me encnta tu blog. Acabo de comprarme el ebook y tu blog se está convirtiendo en una biblia para recopilar libros :)

Me he leído las recomendaciones de libros y no he encontrado el de FIN de David Monteagudo. Me gustaría saber qué opinión te merece.

Gracias. Un saludo!

Anónimo dijo...

Estimado Joaquín:
Un año más te felicito por tu blog; sin embargo, en esta ocasión, el cada vez más numeroso grupo de seguidores que tienes en mi país nos vimos sorprendidos por la ausencia de la lista anual de recomendaciones, quedando todos desconcertados y huérfanos de referencias ¿Acaso vas a suspender esta fundamental tradición?
Resibe cordiales saludos:
Filiberto Wallace Ferreira.

Joaquín dijo...

Alba: gracias por tu amable comentario. Veo que los seguidores de los Ebook me acechan, pero no caeré. ¡Viva del papel!. No he leído Fin, de David Monteagudo, y la verdad no creo que lo lea porque "Marcos Montes" me decepcionó bastante.

Filiberto: Por supuesto que tal tradición de exponer las mejores lecturas no dejará de aparecer este año. La lucha contra los Mercados y tratar de enderezar la prima de riesgo me tiene ocupado, pero prometo en breves días (incluso horas) darte cumplida satisfacción.