jueves, 15 de septiembre de 2011

"Maravillas del crepúsculo", Sjon (2010)

Les voy a ser sincero: a estas alturas del día, en la primera semana en que mi pequeña ha comenzado por primera vez a ir al cole, estoy tan hecho polvo que no alcanzo a ser capaz de reseñar este libro, que comienza por tener ya un hermoso título, no me digan que no: Maravillas del crepúsculo.
Si siguen este blog (sí, esos dos o tres que lo hacéis, malditos), sabrán que la atracción por lo nórdico comenzó con el edredón  con sus plumas y todo, y siguió por la literatura, para descubrir que detrás del inspector Wallander había gente que escribía bien allá arriba. (También como padre podría comentarles las excelencias de las marcas nórdicas para niño, pero no procede...). Así que por ahí atrás hay un post de la muy rara y  recomendable El zorro ártico, también de Sjon.
Este Sjon es un tío rarito, les aviso.  No es literatura al uso, y desde luego no es literatura comercial. Tampoco se me asusten, porque se le ponen un poco de empeño descubrirán una historia maravillosa, entre prosa y poesía; entre la realidad y la ficción. Basada en una historia real, conocerán los pensares y padeceres de Jónas el Erudito, un hombre de incansable curiosidad y amor por la naturaleza.

Pero, les repito, estoy cansado. Y por eso, y porque lo merece, les voy a dejar el enlace al blog de Alejandro Gándara en El Mundo.es, porque explica con absoluta precisión lo que se van a encontrar en el libro. Y además, como nuestro crítico maneja con maestría un lenguaje de peso, sabrán que, si les gusta el comentario, sin duda les gustará el libro.





2 comentarios:

Mannelig dijo...

De acuerdo, compro. No, el edredón no, me llevo las maravillas, que tengo un minihueco en la librería de Ikea...

Anónimo dijo...

Hola Joaquín:

El comentario de Gándara se ajusta bastante a la realidad del libro, pero olvídense de brujerías, etc; a Jonás lo condenan por oponerse a un horrible crimen de pescadores vascos perpetrado por autoridades locales y por católico (estamos en el periodo de las guerras de religión en Europa).Es la lucha de la independencia intelectual frente al poder con costes muy altos El primer capítulo es soberbio. Si quieren una recomendación, no corran, déjense llevar.
Por cierto, volviendo al comentario de Gándara, el libro es literatura buena y además lo entendí, a pesar de que soy funcionario (no sé qué tipo de funcionarios tendrá ese señor en su familia).
Fdo.- Badu Lake