lunes, 28 de marzo de 2011

"El cementerio de Praga", Umberto Eco (2010)

Mira que leer es buena cosa. Cómo sino iba yo a enterarme de qué coño son Los protocolos de los sabios de  Sión, un panfleto antisemita publicado en la Rusia de principios del siglo pasado según el cual los judíos pretendían dominar el mundo a través de la masonería y el comunismo.

Pues eso, que si quieren ustedes culturizarse de lo lindo sobre elementos de lo más variopinto pueden leer la historia del capitán Simonini: notario, falsificador, amante de la buena mesa , embaucador y asesino múltiple por necesidad. Un hombre (o dos) en que Eco resume una época, con esa suficiencia un poco chulesca que no llega a los niveles de surrealismo incomprensible de El Péndulo de Focault, pero que tampoco es una novela con el interés de El nombre de la rosa.

No sé si mi amigo JM (que ocasionalmente me sabotea  cariñosamente el blog) ha tenido en esta ocasión con su regalo la idea de culturizarme, pero además de los sabios de Sión, aquí también se puede aprender sobre los carbonarios, los masones, los curas (eso siempre), los judíos y hasta el caso Dreyfuss.

Cuánta sabiduría la de Umberto Eco, no sé cómo no le estalla la cabeza.

7 comentarios:

Valeria dijo...

Mi viejo lo leyó y creo que lo terminó de leer y lo empezó de nuevo. Lo que no me queda claro (en su caso y en el tuyo) es si le gustó el libro, o fue mas bien un desafío intelectual. Le tengo que preguntar. Y te hago extensiva la pregunta. Saludos

Joaquín dijo...

Pues leído como libro de historia no viene mal, es entretenido y está bien escrito. Pero tiene un hilo argumental débil y más o menos un 60 por ciento del relato son acontecimientos históricos reales metidos a veces con calzador (con el "caso Dreyfuss" se ha pasado...)

Leira dijo...

Leí que era un rollo.

Fidel Martín dijo...

Pues mira que debo ser de los pocos incomprendidos a los que le gusta El Péndulo de Focault.

Me has convencido para leerlo, si trata de esos temas lo devoraré seguro.
Uno que es rarito!! :)

croix dijo...

Ya somos dos incomprendidos. Y también "Baudolino" y "Apocalípticos e integrados"...

Saludos

Houellebecq dijo...

Es el post de los incomprendidos. Yo he leído que es un rollo pero a mí me ha entusiasmado. Me interesa su historia y me interesa la Historia con mayúsculas en la que encuadra sus aventuras. Un libro que he disfrutado mucho. Y tampoco es que le tenga que estallar a nadie la cabeza por eso. Te documentas, trabajas en tu libro uno o dos años y si eres un buen escritor... pues esto. Estoy con Eco.

Anónimo dijo...

¿¡Cómo que cariñosamente!? ¡¡Mala fe sin límites!! Por cierto, no tenía ni idea del acento histórico, de lo cual me alegro, y espero disfrutar en breve, como con todo lo que he leído de este señor. Además, para que te quede claro, el regalo no era para tí, yo te veía más con el Vargas Llosa que me parece más propio de exquisitos ¡Pero acaparas todo, eh!
También aprovecho para recomendaros a toda la cuadrilla de finitos y elegantes relacionados con este blog la lectura de "El camarada" de Kobayashi, no tiene una gran profundidad psicológica como os gusta a los postmodernos pero es que no tenía tiempo para esas lindezas.
B.P. (La Bestia Parda)