sábado, 19 de junio de 2010

Un homem decente

Ha muerto José Saramago. Un hombre decente consigo mismo. A pesar del Nobel,. A pesar de ser de un maravilloso país lleno de Caínes en el que veía cosas odiosas (como sólo las puedes ver en lo que amas profundamente).

Este es un sitio para comentar libros, no personas. Pero era de las pocas personas a las que me hubiera gustado conocer, así que sirva este estéril homenaje. Nos quedan su iberismo, la convicción  que comparto de que España y Portugal son dos hermanos unidos (pero por la espalda como los siameses). Y sus libros.

Decía que el hombre más sabio que había conocido no sabía leer ni escribir. Era su abuelo.


2 comentarios:

Adela dijo...

Un sencillo homenaje, pero se agradece. Yo aún estoy en deuda, pero es que no sé...¡le debo tanto!
AD.

Valeria dijo...

Un grande, Saramago. Un amigo. Por suerte dejó una obra extensa, y a través de ella podremos seguir encontrándonos.