sábado, 17 de abril de 2010

"A praia dos afogados" , Domingo Villar (2009)

Que su editorial en castellano sea Siruela es un lujo que no todos los que escriben en gallego pueden permitirse. Y aunque también las buenas editoriales publiquen alguna castaña, siempre es un aval que una novela en gallego  , además de que la compren y  lean en su lengua original, se considere digna de traducirse para que la entiendan allende Pedrafita.

Hallábame yo ya un poco cansado de los que consideran que como ésta es una lengua minoritaria hay que proteger a toquisqui que escribe en gallego, olvidándose que los libros sólo deberían dividirse según dos criterios: los que hay que conservar o los que hay que quemar (si puede ser, para encender la chimenea ,como hacía el impagable Carvalho). Así he padecido pestazos infumables de autores bendecidos con fondos públicos, mientras olvidaban algunos que Torrente Ballester era gallego hasta la médula, aunque para rechinar de alguno escribiese en castellano.

Vaya  rollo. Bueno, cansado estaba, les decía, y he aquí que me encuentro una novela de polis, que además de que es en gallego y sucede en Galicia, está bien escrita. Así que  no recorrerán los barrios del frío Estocolmo ni comerán salmón, tendrán de conformarse con las calles de un lluvioso Vigo  (en realidad no llueve tanto) y con los percebes del Elixio (tampoco es mal  plan) . Así que les invito a venirse a la húmeda y marinera vertiente atlántica, para que vean como en todos los sitios cuecen habas...


5 comentarios:

Ronsel dijo...

E recomendado por Rubalcaba:
http://trafegandoronseis.blogspot.com/2010/04/nos-tamen-afogamos.html
Saúdos

Joaquín dijo...

Pois sí, ademáis ten razón. Por certo, que coa novela aprendin o que era un ronsel (la estela, en castellano)

AD dijo...

Un aplauso a los editores. No siempre los poderosos se lanzan al riesgo de perder.
Saludos
AD.

Carmina dijo...

suele pasar con la lenguas minoritarias claro esta a veces se publican verdaderos bodrios otras no tanto, me alegro de que hayas disfrutado con su lectura, yo la tengo presente pero en castellano, porque mi lengua minoritaria es el valenciano

Eva dijo...

Yo leí el primero de Domingo Villar, Ojos de agua, y me gustó bastante. Este lo tengo también eperándome en la estántería. Como novela negra no está mal, los personajes me parecieron poco desarrollados, pero supongo que se nos irá dando más información cuando continúe la saga.