miércoles, 30 de diciembre de 2009

"Tríptico de mar y tierra", Álvaro Mutis (1993)


Ahora que he terminado los siete libros que componen las Empresas y tribulaciones de Maqroll el Gaviero, se me ocurre que debería de conservarlos todos en mi biblioteca en un lugar preferente, como libro de consulta: además del enorme placer que provoca la lectura de una prosa infinitamente bella, constituyen un resumen, tal vez extenuado y excesivo, de las cosas que de verdad importan en la vida: la inmensa libertad del errabundo que no tiene nada , el mar liberador, la tierra hostil, la mujer protectora y amante y por encima de todo, y al calor de los alcoholes más variados, el valor imprescindible de la amistad y de la lealtad.

Distinto a todos los precedentes, despidámonos de nuestro amigo también con la propia presentación de Álvaro Mutis:

Se reunen aquí tres experiencias en la vida de Maqroll el Gaviero que le revelaron, cada una a su manera y en su momento, regiones del alma para él hasta entonces desconocidas y cuyo descubrimiento lo marcó para el resto de sus días. Poco solía hablar de ellas y, cuando lo hacía, buscaba prudentes vericuetos que le evitasen volver de lleno al arduo tránsito que le significaron al momento de vivirlas. Aludía a ellas con frases sibilinas, la más frecuente de las cuales era "He cruzado al borde de abismos junto a los que la muerte es un paso de títeres". No era nuestro amigo muy dado a tornar sobre el asunto y mucho nos ha costado hallar la ocasión para saber, por boca suya o de gentes de sus afectos, en que consistieron tales esquinas que le obligó a doblar el destino.

No hay comentarios: