viernes, 28 de agosto de 2009

"Mantícora", Robertson Davies (1972)

A mí me gusta leer porque me produce placer. Placer cuando puedo identificame con una historia y placer cuando puedo disfrutar de la belleza de la escritura.

Por eso, si padecen com yo este este mal, les recomiendo a Robertson Davies: entrar en uno de sus libros es recuperar el goce de leer: la intensidad de la historia, la profundidad de las reflexiones, la erudición sin pedantería. Hacía tiempo que no encontraba un conjunto de historias humanas tan gozosamente bien enlazadas y descritas.

Mantícora es el segundo de los libros de la Trilogía de Deptford, que sigue a El quinto en discordia, que reseñaba ahí atrás. Es verdad que puede leerse aisladamente y seguiría siendo una buena obra, pero es dentro de la trilogía como encuentra todo su sentido. Una mirada desde otra óptica a algunos hechos y personajes que aparecían en el primer libro.

Una mantícora, creo que esto puedo anticiparlo, es un animal mitológico con cuerpo de león, cabeza de hombre y un aguijón en la cola. Mito, que tiene mucho que ver con esta trilogía. Y que tiene que ver mucho también con los sueños, que juegan un papel muy importante en esta historia: Boy Staunton ha muerto, ahogado en su coche en el fondo del puerto de Toronto con una piedra en la boca. Si en el primer libro la historia de Boy nos la cuenta su mejor ¿amigo? Dunstan Ramsay, es ahora su hijo David Staunton quien, afectado por la muerte de su padre, acuede a una clínica de psicoanlálisis de Zurich para tratar de revisar su historia y dar solución a muchas interrogantes.

A lo largo de un año de tratamiento con la doctora Von Haller, David hará un feed-back de la historia de su padre y de su propia historia. Análisis que -al margen de algunos conceptos psicoanalíticos junguianos que tal vez espesen por momentos la trama, dará algunas frases verdaderamente antológicas.

Una obra magnífica, con un enfoque y una estructura totalmente diferente a El quinto en discordia, pero íntimamente unida a ésta. Y un escritor extraordinario, que no entiendo como ha podido ser tan tardíamente publicado en castellano. A propósito de Davies, leía en El país que decía Nabokov que el don más importante de un escritor es shamanstvo, una palabra rusa que hace referencia a "la cualidad del encantador". Robertson Davies sin duda iba sobrado.


7 comentarios:

milibreria dijo...

Muchas veces me quedo sin comentar, aunque me lea todo lo que escribes, porque son libros que ni tengo, y difícilmente tendré acceso a ellos... pero esa palabra Mantícora me dejó pensando y has provocado una investigación y hasta probablemente un post futuro. Y esto, sencillamente, era algo para comentar. Gracias, amigo, te sigo siempre, aunque me quede calladita.
AD.

Elena dijo...

Pues no conocía a este autor, aunque tomo nota de tu recomendación. Supongo que habrá que empezar por el primero de la trilogía, ¿no? Qué pena que haya tan buenos autores tan difíciles de encontrar publicados y otros que inundan las librerías sin tener el menor talento para ello. Pero así es el mundo literario.

La Lectora Omnivora dijo...

Me pareció buenisima la recomendación. Realmente no conocía al autor ni el libro, tomo nota. Saludos

Compañía de Libros dijo...

Mi primer contacto con Robertson Davies, cuando todavía no era librera, se produjo en las estanterías de una biblioteca pública. Encontré Asesinatos y almas en pena, publicado por Destino y me sedujo el argumento de la novela. Soy una fan rendida de este canadiense cuyo sentido del humor, tan escocés, me llena de alegría. De paso recomiendo otro libro de una canadiense que fue premio pulitzer: La memoria de las piedras de Carol Shields, en Tusquets. La autora se propuso escribir un libro fascinante basándose sólo en la biografía de una ama de casa común y corriente. ¡Buenas lecturas desde www.nuncatehagaslibrero.blogspot.com!

vitruvia dijo...

Ainssssss, blogs como el tuyo no son buenos para los adictos. Yo no doy abasto y a cada recomendación, peor.
Tendría que haber vidas de mil años para poder leerlo todo.

Anónimo dijo...

bueno, que emoción! tenía que compartir con alguien mi descubrimiento : me apasiona este hombre , lo descubrí el mes pasado y voy por el tercero de la biblioteca: el quinto en discordia, angeles rebeldes y manticora , lo tengo en la otra mano, que paladeo, qué fruicción, qué tarde lo han publicado, que otros tesoros estarán por ahí, de verdad ha subido de nuevo el listón a lo bueno y como veo que te gusta , seguiré tus consejos. Gracias
patricia

Criticon dijo...

Hola, estoy leyendo "El quinto en discordia" y estoy fascinado.
He leído en otros blogs que los dos restantes de la trilogía no son tan buenos como el primero.
Pero me parece que me los voy a leer todos porque me gusta mucho como escribe este autor.
Muy bueno el blog.