domingo, 18 de enero de 2009

"La carretera", Cormac McCarthy (2006)


Cuando compré este libro ya me había olvidado que le habían dado el premio Pulitzer. Pero recordaba vagamente alguna entusiasta recomendación leída en algún lado, porque lo compré sin dudar mucho. Del autor sabía únicamente que había escrito "No es país para viejos", así que por Cormac MacCarthy sólo me venía a la mente la melena imposible de Bardem entrando en aquella tienda de carretera.

Tengo una edición barata de bolsillo. En un libro tan modesto no impresiona mucho la contraportada en la que alguien que normalmente no conoces -a veces seguro que ni existen- te cuenta dice que estamos "ante un libro que quedará como una de las grandes obras de la literatura universal", o algo peor. Y, sin embargo, va a resultar que esta vez es verdad: hay libros que parecen contar con una cualidad invisible, que hace que te peguen a la piel y para siempre formen parte de tus recuerdos. Es curioso que, ahora que ando indagando por otras literaturas y dejo un poco de lado a los anglosajones, muchos son norteamericanos: me pasó con Las uvas de la ira, con El guardian entre el centeno, con París era una fiesta... . Afortunadamente me ha pasado con unos cuantos.

Me pasará con este libro. Un padre y su hijo caminan por la carretera nevada rumbo a un sur que esperan más cálido. Dos personas, a las que nunca se llama por el nombre, y el paisaje como tercer protagonista. Un protagonista tan intenso y tan extraordinariamente bien reflejado en la novela que la capitaliza de principio a fin: un territorio yermo y desolado, entre vientos de ceniza y restos de lo que el mundo era antes de una catástrofe que la que no se habla pero que suponemos. Un mundo con pocos supervivientes, recorrido por bandas de salteadores convertidos en animales que están dispuestos a todo por un poco más de tiempo de una vida miserable....

Y, en medio de todo eso, de un mundo que no tiene futuro, padre e hijo empujando un carro de supermercado con sus escasas pertenencias. Entre ellas, como un protagonista más, un revólver: para defenderse o para matarse. La lucha diaria por la supervivencia. Y, en medio de la miseria y la desesperanza, el amor de un padre y la bondad de un hijo como única luz en un mundo permanentemente oscuro.

Soberbia. Qué buena manera de empezar el año.

8 comentarios:

Gww dijo...

Me alegra leer este cometario entusiasta porque he leído otros que la critican bastante... y tengo previsto leerla en un par de semanas. Así que espero compartir tu entusiasmo.

Un saludo.

Víctor Manuel dijo...

Con esta recomendación (y otras de amigos que lo han leído) habrá que agregarlo ya a la lista de próximas lecturas. Me gustan ese tipo de escritos en los que el entorno no es una cosa muerta, sino parte activa de lo que sucede – una manera de accionar de la vida.

Se lee muy bien este sitio.

Joaquín dijo...

Te ha salido un juego de palabras, porque es verdad que el entorno está muy vivo...pero es una cosa muerta.
Un saludo.

Apollonia dijo...

Me encantó esta novela y me quedé impresonada por todo lo que logró transmitir con tan pocos recursos. Los diálogos, absolutamente simples, en el contexto de la novela cobran un significado complejo y profundo. Por otra parte, logra un suspenso y una identificación asombrosas.-

Elena dijo...

La tengo en la estantería pero me daba un poco miedo leerla, porque adivino que es muy dura. Sin embargo después de tu reseña tengo que atreverme con ella. Un libro calificado de soberbio no debe dejarse escapar bajo ningún concepto.

Martín Juárez Ferrer dijo...

hola,
como andás?
che, me gustó MUCHO tu blog, ahora compré la carretera y estoy en eso...
un abrazo
martín

Martín Juárez Ferrer dijo...

buenas!

acabo de terminar la carretera. realmente es muy muy lindo libro. muy fuerte también. la última parte la leí oyendo el soundtrack de into the wild, de eddie vedder, que también podría ser soundtrack para este libro.

gracias por el consejo de leer este libro, creo que voy a seguirte con millás [ya compré los diarios de SM, son excelentes, estoy leyéndolos...]

un abrazo

martín

Listas de Libros dijo...

Hola, acabo de comprobar que compartimos gustos literarios... pedazo novela. Me gustan tus críticas, cortitas y al pie. Te pongo en mis favoritos =)

Saludos!