martes, 22 de julio de 2008

"El asombroso viaje de Pomponio Flato", Eduardo Mendoza (2007)


"Que los dioses te guarden, Fabio, de esta plaga, pues de todas las formas de purificar el cuerpo que el hado nos envía, la diarrea es la más pertinaz y diligente. A menudo he debido sufrirla, como ocurre a quien, como yo, se adentra en los más remotos rincones del Imperio e incluso allende sus fronteras en busca del saber y la certeza. Pues es el caso que habiendo llegado a mis manos un papiro supuestamente hallado en una tumba etrusca, aunque procedente, según afirmaba quien me lo vendió, de un país más lejano, leí en él noticia de un arroyo cuyas aguas proporcionan la sabiduría a quien las bebe, así como ciertos datos que me permitieron barruntar su ubicación. De modo que emprendí viaje y hace ya dos años que ando probando todas las aguas que encuentro sin más resultado, Fabio, que el creciente menoscabo de mi salud, por cuanto la afección antes citada ha sido durante este periplo mi compañera más constante y también, por Hércules, la más conspicua".

Ocurre que, siendo tan evidente el principio, pues tampoco voy a extenderme mucho más: quien lea esto y haya probado otros libros de Eduardo Mendoza ya sabe a lo que se enfrenta. Literatura hispánica de reir, que no es poco. Ya sabemos que no es El Quijote (aunque las citas de promoción parecen creer que casi)

Bueno, es verano. Pero veinte eurillos es mucho, según se mire, para lo que dura. Y con Sin noticias de Gurb te ríes más.

6 comentarios:

Elena dijo...

Mendoza tiene libros maravillosos y otros que no me han gustado demasiado. Su faceta humorística no me acaba de convencer, exceptuando Sin noticias de Gurb, que me hizo reír sin parar.

Este último esperaré a que salga en edición de bolsillo, por si acaso.

Anikaa dijo...

OoooH! Gurb! Qué maravilla! En fin, que yo no he leído este libro, pero me consta que los chicos de BLB sí lo han hecho y piensan más o menos como tú: que está bien, pero que no deja de ser una "obra menor".
Se dice se comenta que lo que sucede es que lleva (¿seis?)años preparando una novela. OOH! sólo de pensarlo... :) :) :)

El llano Galvín dijo...

Acabo de terminar de leer este libro y me ha horrorizado. Reconozco sus intentos de uso de las formas literarias grecolatinas pero la historia está cogida con pinzas. La Virgen María hablando parece Cicerón y el aura de misterio creado en torno a San José absurdo.
En fin, que me sigo quedando con los clásicos como "El misterio de la cripta embrujada" o "El laberinto de las aceitunas", en los que parece no tener ninguna pretensión y que realmente me parecen graciosos.

Elèna Casero dijo...

Yo me voy a esperar a que salga en bolsillo, como dice mi tocaya.
Sin noticias de Gurb me gustó. Igual que otros cuantos. Me dejó muy fría Mauricio y las elecciones primarias.

Roberto dijo...

Hace mucho que no leo a Mendoza, pero en su momento me deslumbró con "La verdad sobre el caso Savolta" y "La ciudad de los prodigios". Me parecieron estupendas. Sin embargo nunca me ha atraído su vena humorística, pero igual algún año me animo con "Sin noticias de Gurb". Del resto de su producción tampoco he leído nada, pero me parece que Eduardo Mendoza es un señor escritor, que también tiene que comer, y que no siempre se pueden escribir novelas de verdad.

babel dijo...

A mí me ha encantado este libro. El mejor Mendoza (en su faceta hilarante. Me habían decepcionado sus últimas propuestas, pero con esta recupero ese Mendoza que tan buenos ratos me ha hecho pasar.
En carrefour, de vez en cuando, venden libros "al peso". Este no es demasiado largo, igual hasta tienen suerte, je!
Venga, saludos!