lunes, 24 de marzo de 2008

"París no se acaba nunca", Enrique Vila-Matas (2006)



Hace tiempo que andaba yo detrás de leer a Enrique Vila-Matas. Y he aquí que, en plena expansión patriótica por los autores en castellano (que uno ya empieza a preocuparse del dominio literario del mundo anglosajón) regalan a mi mujer este libro que, confesado por el autor, es una revisión de sus años de juventud en París, y sobre todo un profundo homenaje a una obra inolvidable e imprescindible: París era una fiesta, de Ernest Hemingway.

De un lado, en lo tocante a Vila-Matas, no creo que sea éste el libro adecuado para conocerlo: demasiadas citas, demasiados personajes, demasiado ir de acá para allá, que si mi casera era Marguerite Duras, que si estuve en una fiesta con tal o cual, que si todo no me llevó a ningún lado. Eso sí, contado todo de modo ameno y fácil de leer, con mucha ironía y notable oficio. Se nota que ha aprendido desde aquellos tiempos aunque -resumo- para mí queda pendiente la revisión del verdadero novelista. Al menos lo que te imaginas permite tener esperanza.

Lo mejor que el libro tiene es sin duda que me ha dado un deseo terrible de volver a leer el París original, un libro a la vez sencillo y extraordinario, un puro derroche de amor a la vida y a la pasión por escribir. Un libro que tienen que leer todos los que han estado, o han soñado estar, sentados en un café de París viendo la vida pasar con un libro en las manos. Sólo por poder recordar, y por poder sugerir que si por aquí pasa algún alma perdida que no lo haya leído no puede dejarlo para más tarde, merece la pena el París de Vila-Matas.

4 comentarios:

Escriptorum54 dijo...

haces bien en recomendar este libro.
Es de esos que te da pena que se acaben.

Muy bueno: Vila-matas

Elena dijo...

¡Sí que has leído estos días! Este libro de Vila-Matas me hubiese venido muy bien para acompañarme en mi viaje a París. Qué casualidad que lo hayas reseñado ahora. Apuntado queda para futuras escapadas a la ciudad de la luz (cuando no llueve, que es casi siempre).

Un saludo

Joaquín dijo...

Bueno, me queda pendiente leer alguna de sus novelas.
Elena: si vuelves a Paris lee mejor el de Hemingway. Aunque bueno, en Paris realmente da igual: leido alli todo es bonito...

Roberto dijo...

Pues lo empecé a leer en su momento, embrujado por la parafernalia publicista de los críticos de suplementos literarios, y se lo devolví a mi librero con gran alegría de mi corazón.

Ni literatura, ni documental, ni biografía, ni nada de nada... más bien parece libro de encargo para ganar dinero fácil.

Será buen escritor Vila-Matas, pero me lo tendrá que demostrar en otra ocasión, si es que le doy oportunidad.