miércoles, 17 de octubre de 2007

"Estrella distante", Roberto Bolaño (1996)


Roberto Bolaño era uno es esos autores a los que tenía pediente en mi lista. Hay tantos estímulos hoy en día para buscar a quién leer que al final ya no sabes de dónde te vienen las referencias: los periódicos -cada vez menos de fiar-, los amigos -¿cada vez menos?- , los blogs o la pura casualidad y el vagabundeo por las librerías. Lo que sí recuerdo es una entrevista -la última publicada antes de su muerte en 2003- en la que aparecía como un tipo que me caía radicalmente bien, con aire entre amable y un poco cínico y descreído, pero con contestaciones agudas e inteligentes de un profundo amante de los libros y la poesía. Así que tenía que leerlo.


Seguramente -y esa era mi intención- debería haber empezado por Los detectives salvajes, su obra más famosa, pero se me cruzó antes (y gratis) Estrella distante, y animado porque además dada su extensión podría conocer a Bolaño sin intimar mucho, me puse a ello. Y todo, a pesar de que, al parecer, este libro tiene su origen en una de las historias de su novela anterior, La literatura nazi en América.


La novela relata la historia de un personaje , poeta y asesino, que comienza siendo AlbertoRuiz-Tagle y acaba siendo Carlos Wieder. Una descripción de la maldad impresionante y terrible, porque se hace de manera desapasionada, escéptica y descriptiva. La sensación que produce y el tratamiento del horror -breve pero intenso- me recuerda la impresión que produce Joseph Conrad en El corazón de las tinieblas. Al final todo el relato oscila entre literatura y poesía, de un lado; y asesinato y dictadura (la de Pinochet) por otro, relatados por el autor casi como una crónica periodística real, y desde el Chile de Allende hasta la Barcelona de 1996.


Diversos rasgos definen a la buena literatura. Cuando se dan por separado, podemos estar ante una casualidad. Pero cuando lees algo que está bien escrito, crea personajes que trascienden del libro, engancha al lector e impresiona, seguramente tenemos delante literatura con mayúsculas. Un buen libro. Esperemos pues la pronta llegada de los detectives.

4 comentarios:

Elena dijo...

Es otro de mis autores pendientes. Me has animado aún más a leerlo.

¿Cómo lo haces para leer tantos libros? Qué envidia me das...

joaquin.varela@gmail.com dijo...

Trabajo menos. Leo más. Es lo que llaman "Slow life", o algo por el estilo. Tiene truco, algunos son bastante breves, y la tv es tan, tan mala...

Odel dijo...

Es uno de mis autores pendientes,pero no se por cual empezar

Valeria dijo...

Tal vez llegue con unos años de atraso a comentar tu post, jaja!!! Te cuento que hace poco leí este libro, que me parece ideal como primer libro del autor. En mi caso, pese a que me gustó mucho "Estrella Distante", no creo que lea "Los detectives..." aunque incluso lo tengo en casa. En esta etapa de mi vida, la escritura barroca de los latinoamericanos me cansa y no logro engancharme con los temas. Ya les dediqué años y años y de mi vida de lectora, tal vez esa sea justamente la razón. Ahora me siento mas cómoda con los norteamericanos, y para lecturas mas "trabajosas" prefiero ponerme al dia con los clásicos ... Pero los libros están ahí, en la biblioteca... Ya será el momento.