martes, 23 de octubre de 2007

"El último libro de Sergi Pàmies", Sergi Pàmies (2001)


Había oído hablar mucho de Sergi Pàmies, sinceramente ya no recuerdo en dónde. El caso es que -debe ser cosa de la edad , de la vagancia, o la necesidad de tener urgentemente pequeños placeres- cada vez me gustan más los relatos cortos, así que me compré el otro día este libro (no busquen otro título: se llama así).


Buscando información, en la página de la editorial que nos vende el libro hablan de él diciendo (sic): " parapetado tras un escudo de cáustico distanciamiento y utilizando la perplejidad como método de observación, logra domar el desconcierto y el pánico que corroe a sus personajes, individuos poco heroicos, que suelen preferir la conveniencia a la promesa de la felicidad"


Supongo que es verdad y que describe bien el contenido, y seguramente leído tres veces entenderé lo que quiere decir.


Mi comentario, mucho más pedestre, es que Pàmies (demonio de riqueza cultural, una lata encontrar el acento ) consigue en estos nueve relatos con pocas palabras, pero con gran acierto en el resultado, entrar en los sentimientos de sus personajes, y transmitirnos con sorprendente proximidad sus inquietudes, sus estados de ánimo. Con algunos relatos un poco surrealistas, algunos un poco tristes, otros muy bellamente escritos y otros breves e impactantes, consigue en casi todos comunicar emociones que parece mentira que puedan caber en las pocas páginas del libro.


Un libro muy recomendable. Habrá que ir buscando los demás de este Sergi, sobre todo pensando en que hay títulos tan buenos como Si te comes un limón sin hacer muecas.

5 comentarios:

Escriptorum54 dijo...

Si te comes un limón sin hacer muecas es un libro muy bueno.

En la línea de este que detallas.

Escriptorum54 dijo...

http://litteratres.blogspot.com/2007/05/si-te-comes-un-limn-sin-hacer-muecas.html


Por si es de tu interés.

Un saludo

joaquin.varela@gmail.com dijo...

He leído la reseña. De cabeza a por él. Si sigo así tendré que pedir un crédito.

Escriptorum54 dijo...

no me extraña. Lo que no me gasto en cosmética lo gasto en papel.

¡qué vicio!

Elena dijo...

Pues tampoco he leido a Pamiés, y mira que tengo ganas. Sí que es un vicio esto de la lectura, menos mal que existen las bibliotecas y los amigos que prestan libros...

Yo descubrí otro gran narrador de cuentos en la página de Solodelibros. Se llama Saki y es un clásico en Inglaterra, muy crítico con la sociedad victoriana que le tocó vivir. Te recomiendo su obra "La reticencia de Lady Ann", muy bueno.

Un saludo
Un saludo