martes, 25 de septiembre de 2007

"O fio das missangas", Mia Couto (2003)


Dentro de la enorme pena que da saber que, de tantas cosas como hay escritas, sólo vas a poder leer una pequeña parte, está además la certeza que hay muchos buenos escritores (dejando aparte los que nunca han escrito nada) a los que nunca vamos a conocer: prohibidos, rechazados por editores botarates, publicados pero invendibles, o simplemente, que no han sido traducidos y por tanto son incomprensibles para nosotros (miserias de Babel)

Por eso, una de las buenas cosas que tiene ser gallego es (comida y otras maravillas aparte) que, con un poco de esfuerzo, se puede leer razonablemente bien en portugués. Una lengua que ha dado extraordinarios escritores no siempre apreciados en lo que valen a este lado de la frontera. Cuento todo este rollo porque he tenido el placer de leer este libro de enorme belleza.

Mia Couto es un escritor mozambiqueño, muy conocido en los paises lusófonos, y al que he tenido fortuito acceso porque un amigo se lo trajo de Mozambique en la maleta . Es blanco, que no sé si es un dato que venga a cuento, e hijo de portugueses. Pero su escritura destila amor a África , con un estilo a veces algo surrealista, y cercano en ocasiones al "realismo mágico" (algún autor le ha llamado "realismo animista").
O fio das missangas es un conjunto de 29 cuentos, cuyo título hace alusión al hilo que une las cuentas o piedras (missangas) de un collar. Y cada una de esas missangas es un relato breve, una rara joya cuya suma da como resultado un hermoso collar que nos habla de las pequeñas historias que pasan desapercibidas cada día, contadas casi siempre desde la perspectiva de un niño o de una mujer. Historias cortas, a veces sólo esbozadas, pero con una prosa sencilla capaz de transmitir imágenes de gran fuerza y belleza .

El único problema para disfrutar de esta maravilla es que, hasta el momento, creo que no está editada en castellano (Alfaguara sí ha editado otras obras de Couto :"Cada hombre es una raza" o "Tierra Sonámbula" -que no me he leído-) Así que, mientras tanto, queda el intentarlo hacer en portugués (con la pequeña dificultad añadida de que Couto tiene la tendencia a inventarse palabras) o conformarse con la traducción del relato Os olhos dos mortos, que he tenido que hacer yo mismo para disfrute del respetable.

Espero que os guste (y perdón lusófonos del mundo por la tal vez lamentable traducción).

6 comentarios:

Santi Abad dijo...

El relato es impresionante. Una pena que sea tan difícil conseguir algunos autores en castellano

Rouge dijo...

Vaya, literatura africana! Su blog me ha encandilado, pienso volver

Anónimo dijo...

Acabo de volver de Río de Janeiro y tropecé- me encantó hacerlo- con un relato de Mia Couto: Doencas de Deus... Es impresionante. Muy recomendable!!!! U hombre de color que a punto de morir relata la historia de su vida, con sus costumbres, la vida en Mozambique, etc. ¿Sabés qué otros libros en portugués puedo leer sobre él (además del que recomendás)?
marianaicouto2004@yahoo.com.ar
Espero mensaje.
Mariana COUTO-sera faMILIA??

Roberto dijo...

También está editado por Alfaguara, en 2002, "El último vuelo del flamenco".
Y la editorial navarra Txalaparta, en 1996, publicó "Cronicando", su primera traducción al castellano. Según su web, tienen ejemplares disponibles:
http://www.txalaparta.com

luí dijo...

acabo de leer Venenos de Deus , Remédios do Diabo.
habia oido hablar incansablemente a mis amigos portugueses sobre la obra de Mia Couto ,he esperado pacientemente a aprender un poquito mas el idioma leyendo libros en portugues digamos mas convencional,
antes de atreverme con el ya que todos me decian: inventa palabras, não vas perceber, pero al fin lo he leido

es una delicia este señor! las dos primera palabras que me vinieron a la mente fueron realismo mágico, pero yo creo que prefiero llamarlo realmente mágico

recomendable, absolutamente

Anónimo dijo...

En Chile LOM ya ha publicado un libro de él traducido al español, se llama Ángeles borrachos y es un libro maravilloso.
Sabemos tan poco de la literatura africana, pero nos vamos acercando de a poco.