domingo, 2 de septiembre de 2007

"Juegos de la edad tardía", Luis Landero


Tenía este libro en casa desde hace mucho tiempo. Me sonaba su título a conocido, pero a pesar de todo comencé a leerlo por su contraportada: ...relata la existencia de un hombre maduro que pretende recuperar las inquietudes que tenía en su juventud, ocultándose bajo la máscara de una nueva identidad, la del poeta bohemio Augusto Faroni... ¡ como iba a dejar pasar el tema...!

Ya desde la primera página tuve la sensación de ir a adentrarme en un bosque espeso, porque a primera vista parece un texto denso y la verdad es que leyendo un párrafo aislado intimida un poco, con un lenguaje muy trabajado y hasta florido.

Y efectivamente, es un espeso bosque. Pero dentro se avanza por un sendero perfectamente trazado, y llegas tan adentro que cuesta trabajo salir. Lo que parece al principio un habilidoso manejo de la lengua, que hace que sigas leyendo por la simple belleza de un texto que no sabes adonde te va a llevar, se transforma poco y a poco y progresivamente en una profunda inmersión en la historia, en una identificación casi preocupante con el protagonista. En un compatir sus agobios a medida que se acerca el final.

Ni quiero escribir tanto ni sé escribir tan bien como para contar lo que hay dentro. Si en algunos casos la literatura no alcanza a la pintura para retratar el mundo, aquí la supera con creces. Un "realismo mágico" que transmite sensaciones sobre la poca distancia que separa la realidad y los sueños, la felicidad de la monotonía de la vida.

Menos mal que Luis Landero tardó diez años en escribirla. En menos tiempo, seguramente, sólo habría podido terminarla el Gran Faroni.

5 comentarios:

Elena dijo...

No he leído nada de Luis Landero, pero me ha gustado tu reseña. Quizás me anime a leerlo, para perderme por un tiempo en ese espeso bosque.

Un saludo

joaquin.varela@gmail.com dijo...

Pues nada, ánimo que desde fuera puede asustar, pero una vez dentro hay mucha naturaleza (humana) que ver.
Un saludo

Escriptorum54 dijo...

Yo lo he leído todo, todo de Landero.Espero ahora comprarme el último. Es un gustazo encontrarse con personajes tan curiosos, tan perdedores.

Un saludo

Rosa dijo...

Acabo de terminarlo. El libro me ha encantado y me ha mantenido interesada desde el principio hasta el final. Sin embargo, me he quedado con las ganas de que alguna de sus mentiras fuese descubierta, supongo que aun así Gregorio habría encontrado alguna excusa para no suididarse. Me da la impresión de que al final ¨gana él¨.

vitruvia dijo...

Estaba buscando la foto de este libro para ponerlo en mi blog, y he recalado aquí. Aun no lo he leído, pero es el siguiente en la torre de mi mesilla, de ahí que ande buscando la foto.
Por cierto, casualidades de la vida, me topo aquí con mi querida Escriptorum54.
Un saludo